martes, 7 de abril de 2009

ANSIA

Quizá sea esa la palabra que defina mejor lo que se siente cuando te paras a pensarlo.

Es muy difícil decir qué se siente en el primer embarazo porque la realidad es que en ningún momento llegas realmente a ser capaz de asimilar, o ni tan siquiera imaginar, la magnitud de lo que te va a suceder. No, es imposible saber lo que es ser padre hasta que no se es, ni siquiera estando embarazada, y por ello creo que los sentimientos al respecto se bloquean un poco porque si no nos moriríamos de ansiedad ante esa incertidumbre.

Ahora, de 8 meses, gracias a la inminencia, ya sí, real del acontecimiento, por primera vez en estos meses soy capaz de describir lo que es el embarazo (a mi manera y con más o menos acierto pero al menos encuentro palabras).

Es una espera larga, muy larga, la crónica de un acontecimiento anunciado, pero como ya he dicho, es a la vez un hecho tan único y desconocido para ti que no puedes estar permanentemente esperando sin volverte loca. Por eso el embarazo no es en sí mismo una época maravillosa sino un periodo de adaptación y prueba.

A lo largo de estos larguísimos 7 meses he pasado por todo tipo de estados de ánimo y sin embargo ninguno era real, todos eran hormonales pasando por encima de un único estado permanente en la esencia. Durante el embarazo eres externamente extremadamente inestable y sin embargo jamás en tu vida habías tenido tanta ESTABILIDAD. De pronto un día, creo que para mi fue como en el cuarto mes, te das cuenta de que por primera vez en tu vida hay algo seguro y para siempre: ya siempre serás MADRE. Eso es lo que reinará y permanecerá en la esencia de tu estado de ánimo, la certeza de que hay algo seguro, algo completamente seguro y permanente por primera vez en tu vida, y encima es algo MARAVILLOSO.

Sin embargo eso queda en la esencia, en la retaguardia, como base, como colchón, como asidero... No piensas constantemente en esas grandilocuentes implicaciones de tu estado porque si no no serías capaz de prestar atención a las pequeñas cosas de la vida cotidiana y son, precisamente, esas pequeñas cosas, las que deberás ir abordando poco a poco en el embarazo y te aseguro que si te dieran una lista nada más preñarte te agobiarías...

Tienes 7 meses (el primero no lo sabes y el último puede ser muy tarde) para enterarte de tus derechos como trabajadora y contribuyente (subvenciones, reducción de jornada...), buscar sustituto, elegir nombre, informarte de las opciones y buscar y elegir guardería, mudarte a una casa con habitación pal niño (no todo el mundo pero yo sí tuve que hacerlo) hacerte con una cuna, minicuna, coche trío, protectores de colchón y sábanas y mantas y sacos para los 3 tamaños (capazo y la mini cuna y la cuna), cambiador, toallas para el bebé, toallas del cambiador, cambiadores portátiles, bañera, 3 termómetros (para la habitación, para el agua del baño, para el bebé), humidificador, vigilabebés, sacaleches, trona, hamaca, cojín de lactancia, ¡red antigatos para la cuna, la minicuna y el capazo! ropa de muchos tipos que no sabes distinguir (bodies, ranas, peleles, pijamas, buzos, gorros, manoplas, patucos, calcetines...) arruyos, baberos, toallas para el hombro por los vómitos, productos de baño tales como jabón sin jabón, crema hidratante o crema de pañal, pañales, toallas, peine, tijeras, aspira mocos, suero, bastoncillos, gasas y alcohol de 70º para la curas del cordón... y para ti... camisones abiertos por delante, sujetadores de lactancia, discos protectores, bragas desechables, compresas tocológicas, tu bolsa de aseo... y... asumir tus cambios hormonales, tus cambios físicos, tus kilos de más, comprarte ropa premamá, despedirte de tu agilidad, echar de menos saltar como una rana sobre tu chico cuando entra por la puerta, dejar de fumar, dejar de beber, dejar de salir por las noches a los bares porque no aguantas el humo y el ruido (cosas de la abstemia)...

OLÉ qué campeona!!!!!! Todo esto lo he escrito de memoria yujuuuuuuuuuu... jajaja (Lola lo celebra conmigo tratando de hacer más grande su espacio a base de estirarse a saco dentro de mi tripa que se deforma a su antojo).

Vale, como veis, el embarazo es un largo pero necesario PERIODO DE PREPARACIÓN premiado con algunos maravillosísimos momentos de conciencia en los que vas avanzando y ves a tu hijo en las ecografías, sientes sus primeros movimientos, luego empiezas a ver sus movimientos (me quedo tonta mirándome la tripa) y luego distingues sus movimientos con precisión y tratas de tocar y palpar cada partecita de su cuerpo.

Eso es el embarazo hasta ahora: el último mes las pequeñas cosas son obligaciones que terminar y el ANSIA se hace presente. Ya sólo piensas en ese maravilloso momentos en que por fin tendrás a tu hijo contigo. Me imagino en el hospital, imagino tu tacto, tus ojos mirándome, imagino lo poco que abultarás en los enormes brazo de tu papá... Imagino tu carita, me imagino cambiándote... pero no soy capaz ni de imaginarlo porque es inimaginable y entonces... el ANSIA! jajaja



Cuanto más miro esta foto más se me cae la baba. Hay quien no ve nada pero yo te veo a ti, perfectamente, veo tu naricita y veo tus mofletes y me muero de ganas de tenerte en mis brazos pero a la vez ¿sabes qué? Me he dado cuenta de que echaré mucho de menos tenerte dentro, llevarte las 24h conmigo y a la vez no tener que preocuparme por ti...

De todas formas TE ESPERAMOS ANSIOSOS.

10 comentarios:

ElPoeta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ElPoeta dijo...

Preciosa, me ha dado una alegría enorme ver la cara de felicidad que se te ha puesto. Después de leer lo que has escrito sobre el embarazo, se confirma lo que siempre he pensado, que vas a ser una madraza increíble. Que salga todo bien, cariño. Dale un beso bien grande de mi parte a Lola cuando llegue y desde ya uno enorme para ti,
V.

Avellaneda dijo...

Ya no te queda nada, ahora solo los últimos toques para preparar el nido y estar preparada para recibir a la enana que llegará cansada pero feliz de ver a sus padres
Debe ser una experiencia que, por mucho que intentes explicar, no puedes más que sentirlo. Ahora, en mi círculo de amig@s, toca eso de tener niños y veo cómo cambian del todo pero sobretodo, veo las caras de felicidad de las madres (y de cansancio, también jeje) y a mi me encanta que así sea. Incluso una tiene que ejercer de tía inexperta con los enanos! :-)

Me has cansao con todo lo que habeis tenido que hacer estos meses para tenerlo todo preparado pero, si algún día me toca, ya sé donde acudir para hacer la lista ;-p

Un beso, compañera y que todo todo vaya muy bien!!

goloviarte dijo...

aquiestatublog cumple año y medio,por eso te doy las gracias por participar con tu blog en mi modesta aventura,
ademas ahora se pueden comprar mis cuadros en http://goloviarte.blogspot.com
espero que no te moleste esta información,gracias

raindrop dijo...

ayssss, amiga :D
Sólo se me ocurre darte las gracias por haber compartido (y estar compartiendo todavía) una de las etapas más intensas de tu vida. Con sus detallitos, estados de ánimo, profundas emociones, sorpresas, certidumbres e incertidumbres...
Muchas gracias de todo corazón.

un besazo

(¡¡ya falta poquisísimo!! :D)

julio dijo...

Pero, ¿ya te cabrá todo eso en la habitación) :)

Pues a pesar de esa larga lista, aún echo en falta alguna cosilla como por ejemplo:

El biberón
La esponjita para el culo.
La colonia Nenuco o similar

Que todo vaya bien

Un beso

d2 dijo...

De alguna forma lo malo, o lo bueno, es que se nos está cayendo la babas a todos con tus magnificas entradas y encantadoras fotos. De alguna forma logras que sintamos la misma prisa que tu por saberla fuera….y que luego nos cuentes como Gon se enamora perdidamente y para siempre de una cosita de tres kilitos y pico que no hace otra cosa que llorar…. Bueno, vale, un aplauso enorme como escritora, pero si lo piensas… realmente TODO empieza cuando está fuera y esto es sólo el aperitivo… Un abrazo enorme

EL INSTIGADOR dijo...

He estado mirando detenidamente la eco y , aunque al principio no distinguía nada, llegué a ver claramente a esa niña preciosa. Quede claro que después tuve que ponerme colirio porque me ardían los ojos.

Os deseo el mejor noveno mes.

Besazos

Silvia Cristina dijo...

Hola Soloyo...tantisimo tiempo sin visitarnos...
Y que alegría me ha dado ver a la bella Soloyo con su pancita...me he emocionado...es maravilloso en el estado que te encuentras...a veces no se puede describir lo que se siente...disfruta cada momento...acaricia tu pancita todo el tiempo..hablale tambien...te escucha...

Un hijo es una bendición de Dios....Que seas muy pero muy feliz..querida Soloyo..
Entrare más adelante..seguro publicaras la foto de tu pequeña Lola....

FELICIDADES!!!!!!!!!

Abrazos,

Silvia

Tanhäuser dijo...

¡Pero qué mona estás con esa tripita!
Besos